COMO VIVIR CON LA FRUSTRACIÓN y TDAH

Nos guste o no, la frustración es una cosa que nos acompaña a lo largo de nuestra vida y en el caso de las personas con TDAH esto se multiplica por tres (por lo menos). Es muy posible que la historia personal de una persona hiperactiva este llena de momentos frustrantes. Puede ver como no lo invitaban a fiestas de cumpleaños (sin saber por qué razón); de qué forma tras esmerarse en aprobar los exámenes, los resultados no eran los esperados; e inclusive de qué manera en la vida adulta era despedida (o bien no renovada) en muchos empleos…

¿Qué es la frustración?

Pero… ¿qué es la frustración?. A lo largo de décadas este término fue estudiado como algo negativo, de esta manera nos hallamos con definiciones como la de Dollard (mil novecientos treinta y nueve)

la frustración es una secuencia del comportamiento dirigida a la satisfacción de una necesidad, es una experiencia negativa, que provoca un incremento de tensión que solo puede concretarse en una reacción beligerante.

Por fortuna la visión de la frustración como algo despectivo fue quedando en desuso y existen nuevas definiciones que explican la frustración como algo no negativo sino más bien como algo que formaba una parte de la naturaleza humana. Un buen ejemplo de ello puede ser la de Bonino (mil novecientos ochenta y dos)

La frustración es algo humano y no se puede suprimir, está siempre y en toda circunstancia presente puesto que el humano pese a sus fantasías de omnipotencia, es limitado y experimenta día tras día el choque con la realidad.

Este “choque con la realidad” acostumbra a ser más usual en las personas con TDAH pues el nivel de demanda al que están expuestas no acostumbra a tomar en consideración sus necesidades y peculiaridades y hay más experiencias en las que las esperanzas (en general elaboradas de forma erronea) chocan con los resultados logrados.

Exactamente la misma autora Silvia Bonino (mil novecientos ochenta y dos) clasificaba las contestaciones frente a la frustración de 3 maneras:

Frustración y Tdah: Frustración en forma agresiva

Es la acción más vistosa y la que más se relaciona con la frustración. Es una acción protectora que sacamos cuando sentimos que hay un obstáculo que se interpone en nuestro camino. O dicho de otra forma, cuando lo que logramos no coincide con lo que esperábamos. Las reacciones beligerantes pueden ser útiles cuando dejan sitio a una reacción más edificante. Es decir, el enfadado da paso un empeño aún mayor por buscar soluciones. Las personas con TDAH en especial en el sexo masculino tienden a tener estas reacciones cargadas de resentimiento, dando sitio, a veces, a trastornos de la conducta como el llamado trastorno negativista desafiante.

Frustración y Tdah: Frustración en forma regresiva

Son las reacciones más graves frente a la frustración puesto que implican un retorno, temporal o bien permanente, a fases precedentes del desarrollo. La frustración se convierte en resignación cuando de forma repetida, los resultados que obtenemos no son los deseados. En el fondo, las reacciones recesivas asimismo suponen una función protectora, solo que en un caso así la frustración es demasiado fuerte. Muy frecuentemente hay personas con TDAH que tienden a retraerse y a pasar inadvertidas, desarrollando lo que es conocido como indefensión aprendida, lo que puede tener consecuencias deplorables para su desarrollo en un largo plazo.

Frustración y Tdah: Frustración en forma constructiva:

Son las reacciones que se centran en superar aquello que nos frustra. Si el obstáculo no puede ser eliminado o bien mitigado aparece lo que Lewin (mil novecientos sesenta y cinco) llamó “el rodeo”, es decir, llegar a la meta por otros caminos.

Quizás podamos encontrar en esta frustración constructiva la base el éxito de las personas que, pese al TDAH, han alcanzado una vida plena y llena de triunfos. Aprender a ver la frustración como una ocasión en vez de como una fuente de desgracias es clave para el desarrollo personal. Ahora bien, esto es muy simple de decir, la cuestión es

¿Cómo podemos enfocar o dirigir nuestra frustración para que nos sea beneficiosa?

Ahora vamos a lo que importa, ¿Como podemos superar o sacar provecho de nuestra frustración?

[alert-note]Si quieres 13 consejos para superar la frustración solo tienes que pinchar este enlace para Ir al Articulo completo[/alert-note]