La ansiedad es una función normal del cerebro, un mecanismo de defensa que todos poseemos y que se activa cuando el individuo se encuentra en una situación de peligro y sirve para ponerlo en estado de alerta, en el cerebro existe una glándula encargada de transmitir adrenalina a nuestro sistema central nervioso, el cual activa el organismo para una situación de peligro, este mecanismo es necesario para subsistencia del ser humano.

¿Te puedo pedir un favor?, si te gustan estos articulos haz click en la publicidad. Puede que no sea de tu agrado, pero me ayudarías muchisimo a mantener e incrementar el ritmo y calidad de los mismos.

El verdadero problema es cuando se sale fuera del control de la persona y se convierte en un trastorno de ansiedad la ansiedad, en sí, la ansiedad nace directamente del sistema central nervioso provocado por una combinación de factores.

Ataques de pánico

Los trastornos de pánico pueden llegar repentinamente sin previo aviso y usualmente provocan mucho miedo descontrol y ansiedad intensa entre cada uno de ellos. Muchas personas terminan en el hospital pensando que es un infarto o alguna situación grave, y se mantiene preocupada de cuándo y dónde les llegará el siguiente ataque. En ocasiones les puede dar cuando duerme y eso marca el inicio en largas noches de insomnio. Estos trastornos frecuentemente van acompañados de otros problemas como la depresión, la angustia y preocupaciones obsesivas.
Aunque un ataque de pánico solo dura entre 5 y 10 minutos máximo la lucha interna por controlar el terror y el miedo es desgastante.

La ansiedad es un mecanismo de defensa

La Ansiedad es un Superpoder que nos ha mantenido con vida hasta nuestros días

 

Ansiedad generalizada

Se manifiesta sobre todo en personas con mucha inquietud, preocupaciones y tensiones excesivas que terminan por volverse crónicas, presentan problemas para dormir y siempre están tensos y nerviosos, son muy aprensivos y muy comúnmente se anticipan un desastre aún cuando nada parece provocar sus preocupaciones. Estas personas siempre están activas y comprenden que su ansiedad es más intensa que la razón que la justifica. Mucha gente con trastorno de ansiedad generalizada se sobresaltan con facilidad y sin razón alguna tienden a sentirse cansados y desmotivados, les cuesta trabajo concentrarse, sufren continuamente de tensión muscular los más comunes son en los hombros y en el cuello, tienen sensaciones en la cabeza a veces como (…) apretada, turbada, otras sienten como un hormigueo y otras incluso notan una extrema sensibilidad que hace que incluso tocarse el cabello sea una sensación dolorosa. Se fatigan fácilmente y la depresión frecuentemente acompaña los trastornos de ansiedad. Es común que estos trastornos de ansiedad afectan más a las mujeres, dolor en los pechos, hormigueo en el lado izquierdo de la cara o en el brazo, entre otros.

trastorno Obsesivo Compulsivo

Este trastorno se caracteriza por presentar rituales de ansiedad, las personas que sufren de trastorno sienten que no pueden controlar su mente, se llenan de pensamientos o imágenes perturbadoras e indeseables. Sienten la necesidad de celebrar ciertos ritos con el propósito de reducir su ansiedad.
La obsesión por cumplir estos rituales consume un enorme tiempo, este circulo interfieren sus vidas diarias, sus funciones sociales y en casos extremos es necesaria la hospitalización. Se pueden obsesionar con el orden, los gérmenes, la limpieza.
Muchas veces aunque los lugares o cosas estén limpias para ellos siguen sucias, se pueden llegar a lavar las manos una y otra vez, les irrita ver ciertas comidas mal servidas o mal preparadas.
También en ocasiones se llenan de dudas, se preocupan de pensamientos violentos y temen hacerle daño algún familiar o amigo sin que haya motivo alguno. Pueden pasar mucho tiempo tocando o contando cosas. Les obsesiona el orden y la simetría. Les perturba los pensamientos de actos sexuales repugnantes o que salgan de lo más básico en las relaciones íntimas de una pareja

Estos son algunos de los síntomas más comunes

  1. Miedo a los cuchillos
  2. Miedo a lastimar a alguien
  3. Miedo a imágenes violentas
  4. Miedo a que sus palabras sean mal interpretadas
  5. Miedo a enfermar, piensas que son propensos a cualquier virus
  6. Preocupación excesiva porque alguien pueda tener un accidente
  7. Obsesión por los animales, como por ejemplos los insectos
  8. Obsesión por los productos de limpieza
  9. Obsesión por coleccionar objetos, papeles, basura, etc…
  10. Se aseguran una y otra veces de ciertas cosas, como por ejemplo de apagar o encender las luces, que las puertas o ventanas estén abiertas o cerradas, etc…

Trastorno de ansiedad postraumática

Es producida por un acontecimiento traumático que prosigue a un evento de terror. Las personas con este tipo de trastorno frecuentemente tienen presentimientos negativos, tales como violaciones, accidentes, peleas, etcétera. Su vida cambia después de dicho suceso, estos cambios los hacen hacer ver el mundo como un lugar muy peligroso y se sienten fuera de lugar. Sufren de pesadillas y recuerdos inquietos durante el día.
Pueden también experimentar depresión, sueño, pierden el interés de cosas que antes les causaba satisfacción y evita ciertos lugares o situaciones que les recuerda el incidente y se sienten faltas de afecto.
Los síntomas pueden ser ligeros o suaves y generalmente comienzan 3 meses después del trauma, pueden sufrir de irritabilidad fácilmente o tener ataques de ira.
Se sienten de mal humor, algunos olores, sonidos o imágenes pueden revivir sus experiencias traumáticas y experimentar vivencias muy desagradables. No todas las personas con un trauma sufren de este trastorno, en muchos casos logran recuperarse en pocos meses pero otros pueden volverse crónicos.

Fobias específicas

El miedo a una situación u objeto especifico como volar en avión, miedo a las alturas, a los ascensores, al agua o encerrarse en un cuarto, a la aglomeración de gente, a los túneles, miedo a la sangre, etcétera.
Las Fobias son únicamente miedo externo.

Las Fobias son miedos irracionales y atacan a una de cada 10 personas

No se sabe cómo se inician, pero se sabe que son hereditarias y que se manifiestan más en las mujeres.
Aproximadamente el 20% de las personas que sufren de este desorden se les desaparece solo con el tiempo, pero hay quienes sufren de fobias extremas que requieren de ayuda profesional. Es muy común que tener hacer frente a alguna fobia específica provoque un ataque de pánico.

Fobia Social

La fobia social es un intenso miedo a la vergüenza, o a la humillación. El estar expuesto a una situación donde pueda ser juzgado o criticado. Por norma general las personas con este problema tienen la idea de que los demás son muy competentes y ellos no. Se cohiben fácilmente por pequeños errores, los exageran, les aterra hablar en público y sienten que toda la gente siempre los observa, evitan asistir a fiestas o reuniones y son muy limitados en las conversaciones o para hacer amistades.
Son personas tímidas y solitarias. Estos son algunos de los síntomas

  1. Miedo a derramar la bebida o comida
  2. Miedo a ruborizarse en público
  3. Miedo a leer o trabajar cerca de otras personas
  4. Temor a las multitudes (centros comerciales, eventos sociales, fiestas, etc…)

Para evitar estas situaciones, evitan relacionarse socialmente.

Agorafobia o el miedo a espacios abiertos

Agorafobia es salir a lugares donde es posible no encontrar ayuda, a espacios abiertos, a socializar o viajar, a las multitudes, a estar lejos de su casa o sin la gente que confía. Estos son miedos fundados por la misma persona que lo sufre, miedos que anteriormente no tenia, pero ahora han dado paso a un nuevo comportamiento errático de la Agorafobia.
Usualmente viene acompañado de otros trastornos como los ataques de pánico y otras las fobias.

Hipocondría

La hipocondría es una característica muy clásica de la ansiedad. La preocupación por tener o padecer alguna enfermedad terminan por desencadenar una constante atención a cualquier síntoma o sensación que sienten por leves que sean, y en muchos casos ellos mismos se crean o se inventan en la enfermedad o el síntoma.
Los ansiosos viven en una constante preocupación por sus síntomas y sensaciones, y eso se convierte en muchos casos una obsesión para la salud. La mente se enfoca en cualquier cambio anormal que el cuerpo esté registrando y pasan mucho tiempo pensando en esa supuesta enfermedad.

El comportamiento “hipocondríaco” produce más ansiedad, y la ansiedad produce más síntomas y aumenta la sensación de malestar, provocando nuevamente un cuadro de hipocondría. Es un circulo vicioso.

Son muy sensibles al dolor físico y se cuidan en exceso. Por norma general se sienten incomprendidos por sus familiares o doctores. Muchos hipocondríacos toman medidas extremas como autodiagnosticarse y medicarse ellos mismos. Suelen tener una cantidad elevada de medicamentos para su uso personal.
Lo que ocurre con este comportamiento es qué provoca más ansiedad, y la ansiedad termina provocando más síntomas y sensaciones, formando nuevamente un cuadro de hipocondría en la persona.
Esto se convierte en un circuculo vicioso que no tiene fin, a menos que tome el control de sus pensamientos y sus miedos.

¿Porqué se inicia la Ansiedad?

La ansiedad se inicia desde el subconsciente y es una señal equivocada transmitida a su sistema central nervioso, algo así como una descarga de adrenalina. Esto sucede porque el subconsciente y el sistema nervioso trabajan juntos, y existe un mecanismo muy sensitivo que recoge y graba cualquier sensación que su sistema nervioso detecte y inmediato devuelve la señal a su cerebro más amplificada, por eso cuando vienen de regreso, todos sus pensamientos o sensaciones de miedo vienen más alteradas, más intensas.
El sistema nervioso a su vez responde con una cantidad de síntomas y sensaciones, creando confusión, pánico y descontrol. Este nuevo comportamiento es grabado por el subconsciente, repitiendo el ciclo de ansiedad nuevamente. El miedo alimenta la ansiedad y la ansiedad provoca más miedo y confusión, es un circulo vicioso que hay que romper rápidamente. Todo esto es un mal comportamiento que Nosotros mismos le enseñamos a nuestro subconsciente.