Cuando la gente escucha la expresión síndrome de Asperger, con frecuencia piensan en pequeños o bien en Albert Einstein, si bien al genio de la física jamás se le diagnosticó esta condición. Sin embargo existen algunos datos sobre el Asperger que son menos conocidos.

El síndrome de Asperger, que se clasifica frecuentemente como una enfermedad autística, es una discapacidad con la que se vive de por vida y afecta a las personas de muchas formas.

Aunque guarda similitudes con el autismo, quienes padecen de Asperger tienen menos inconvenientes con el lenguaje y por lo general no tienen dificultades para el aprendizaje.

En todo caso, las personas afectadas presentan problemas en el  momento de interactuar con su ambiente social, aunque esta dificultad varía de una persona a otra.

Las personas con Asperger con cierta frecuencia se refieren a sí mismas como “aspis”.
Siendo conscientes de que su cerebro funciona de forma diferente dicen que son “neuro-atípicos”.

Este artículo lo leí en la edición de BBC Planeta, y aclara algunos de los mitos que se asocian con esta enfermedad.

¿Es sólo una cuestión de niños?

Si bien el pediatra austríaco que descubrió la enfermedad, Hans Asperger, creía que solo afectaba a niños y no a niñas cuando describió por vez primera el síndrome en mil novecientos cuarenta y cuatro, las investigaciones señalan que es muy posible que haya igual número de casos en ambos sexos.
La Sociedad Autística de R. Unido señala que a las niñas se les asocia menos con estos trastornos, todavía cuando presenten síntomas igualmente severos.

Muchas niñas no son diagnosticadas y no se les considera como tales para fines estadísticos.

Quizá eso se debe a que su comportamiento es considerado normal. Por servirnos de un ejemplo, una pequeña con Asperger puede dedicarse a coleccionar con verdadero fervor  todos los vestidos de la Barbie (o cualquier otra cosa en la que se fije).
Por otra parte al tener la idea de que el síndrome de asperger “es cosa de chicos”, no se suele examinar a las niñas sobre estos síntomas, por lo que son diagnosticadas mucho más tarde. Generalmente es la edad de 11 años cuando empiezan a competir con las amigas y a tener mayores relaciones sociales cuando son detectadas.

Algunas pequeñas con Asperger logran esconder sus inconvenientes en la escuela, pero pueden tener “colapsos” cuando llegan a casa, donde sienten que pueden liberar todas las emociones que han reprimido todo el día.

[cl-itext texts=”No te quedes mirando.
Implicate, difunde y comparte” font_size=”35″ font_size_mobile=”25″ color=”#87221b” delay=”3″]  
¿En qué consisten esos colapsos?

El colapso -término médico que describe esta conducta- se genera cuando la persona con autismo o bien Asperger pierde temporalmente el control de su contestación emocional por factores externos. Por norma general, la reacción no responde a una situación específica.
La presión va creciendo gradualmente hasta que la persona se siente tan desbordada que ya no puede percibir más información o bien oír nada.

Se puede comparar a una lata de cola que se agita y antes de abrirse y se desborda por todos lados.
Podría parecer como una pataleta, pero esto no desaparece cuando a la persona se le da lo que quiere.
Algunos afirman que la mejor forma de asistirlos a recuperarse de estos colapsos es dejarlos a solas en un sitio donde se sientan seguros, escuchando música, tomando un baño o durmiendo.

Tras el colapso, la persona en general se siente abochornada y muy cansada.

¿Son todos los que sufren Asperger genios?

Hay personas con Asperger que tienen un índice de inteligencia bastante alto y otros que no.
Una persona con esta condición puede ser muy buena con las matemáticas, pero hay otras que tienen dificultades con el aprendizaje de los números.
La fantástica habilidad que ciertas personas tienen con las matemáticas y las fechas como Raymond -el personaje de la película Rain Man- se debe a otra condición llamada síndrome de Savant.

Quienes tienen Asperger pueden o no tener este síndrome.

No es raro que una persona con autismo padezca paralelamente otra condición, como el Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad o (TDAH), pero no se sabe con exactitud a que es debido.

¿La gente con Asperger siente empatía?

Contrario a lo que se piensa comúnmente, las personas que tienen Asperger sí sienten empatía.
Como a todo el mundo, a estos les importa lo que los otros sientan y piensan pero tienen serias dificultades para ponerse en los zapatos del otro. Pueden, no obstante, ser entrenados y aprender a hacerlo.

Les cuesta bastante comprender el sentido de una frase por el tono de voz o el lenguaje corporal, esto lleva a que parezcan menos empáticos de lo que en realidad son.

La comunidad autística habla del “problema de empatía de doble vía”, con esto quieren decir que los demás tampoco tienden a ser empaticos hacia los autistas ya que no tienen en cuenta su punto de vista.

Se tiende a ignorar que los autistas tienen la tendencia a entender las cosas literalmente.

¿Es el Asperger reconocido oficialmente?

Depende de dónde.

Los autistas y quienes sufren de Asperger muestran rasgos diferentes en el cerebro.
En E.U., el síndrome de Asperger fue eliminado en 2013 de la lista de enfermedades del Manual Estadístico y de Diagnóstico de la Asociación Estadounidense de psiquiatría.
En la actualidad, las personas con esa condición son diagnosticadas como afectadas por un género de autismo.
En otros muchos países se sigue la clasificación de trastornos psiquiátricos de la Organización Mundial de la Salud, que sí la reconoce.

El término síndrome de Asperger es empleado generalmente en la comunidad autística internacional y es una parte de la identidad de bastante gente.

Hasta hace poco, la esquizofrenia era homónimo de autismo.

Una derivación de “autos”, la palabra griega etimológica para decir “auto” (uno mismo), el término fue acuñado en 1910 por el psiquiatra suizo Eugen Bleuler, que escribió que un cierto número de sus pacientes mostraron una “desconexión autista del paciente cara sus fantasías, donde la repercusión del exterior se transforma en una perturbación intolerable”.

Asperger no descubrió el síndrome de Asperger

El trastorno que ahora lleva su nombre fue observado por vez primera en 1926 en un artículo de investigación llamado “La esquizoide personalidad de la infancia” por la asistente de un neurólogo llamada Eva Sucharewa. No obstante, el documento fue escrito:

1) En Ruso
2) En el instante del ascenso de Stalin al poder
3) Por una mujer, es esta la posible causa por la que los resultados de sus orígenes se ignoraban.

La escuela fundada por Asperger fue destruida en la segunda guerra mundial

Durante la Segunda Guerra Mundial, Asperger, con la ayuda de una monja creó una escuela de “psicopatía autista” para los pequeños. Pocos meses después de la apertura, el lugar fue destruido, junto con todas sus primeras investigaciones. La monja perdió la vida durante los bombardeos.

Los científicos pensaban que la causa del autismo era la falta de empatía materna

En los años 60 y principios de los 70, los científicos creían que el autismo era causado por una falta de empatía materna.

En 1967, tras realizar un estudio en el que se encontró que las madres de niños autistas presentan mayores casos de estrés y depresión que las madres de niños regulares, Bruno Bettelheim de la Universidad de Chicago concluyó que las madres estresadas – a quien comparaba a los guardias de los campos de concentración – eran la causa del autismo. Uno de los principales psiquiatras infantiles de ese entonces, Leo Kanner, estuvo de acuerdo en que los niños autistas eran producto de las madres frías.

Los padres de niños autistas no tienen más probabilidades de separarse o divorciarse que cualquier matrimonio

Esa errónea estadística que apunta a que la tasa de divorcio en matrimonio con hijos autistas es del 80%, es sólo un mito.

 
 

Artículo patrocinado por: Ulabox (el Antisuper)

Ulabox el antisuper patrocina estos artículos

Ulabox, el mejor Super Español

Ayuda a seguir aportando contenido de calidad, solo tienes que pulsar en nuestro patrocinador dejar tu correo electrónico para recibir un descuento y envíos gratis en tus compras