Con la intención de desterrar  “Mitos sobre los Trastornos del Autismo”, el día de hoy hemos tomado como referencia la información publicada por la “Federación Asperger España” en lo que se refiere a las ideas erróneas que muchos medios tienen sobre el Síndrome de Asperger. Y a su vez, si los medios propagan ideas y conceptos erróneos o desconocidos, estos pasan como es lógico a la población por norma general.

Es de vital importancia ir suprimiendo estos fallos de términos, que son provocados sencillamente por el desconocimiento. Es por ello esencial dar la información conveniente a fin de que este género de fallos dejen de producirse.

“El síndrome de Asperger es un tipo leve de autismo o es un autismo leve”

Explicación: El Autismo y el Síndrome de Asperger son dos Trastornos diferentes.
El síndrome de Asperger NO es un tipo leve de autismo, sino que está clasificado como un trastorno extendido del desarrollo que tiene un curso o trayectoria de desarrollo diferente al autismo (incluidos una alta proporción de casos de personas con Autismo de Alto Funcionamiento). Diferente, pero no más leve, por lo que no puede ser comparado. En nuestros días se ha incluido dentro de los Trastornos del Espectro del Autismo (DSM-V).

“El síndrome de Asperger es una enfermedad, una dolencia, etc”

Explicación: El síndrome de Asperger NO es una enfermedad, no se transmite ni se cura, los afectados no son enfermos mentales, es un trastorno del crecimiento,  el desarrollo se genera de un modo alternativo al de la población estadísticamente normal o neurotípica. Supone una neurodiversidad.

“El síndrome de Asperger es un trastorno infantil”

Explicación: El síndrome de Asperger se manifiesta por vez primera en los primeros años de la infancia, de ahí su asociación con un trastorno infantil, pero es indudablemente un trastorno crónico del desarrollo y del procesamiento de la información que persiste durante la vida del individuo. Habitualmente, el Síndrome de Asperger no se diagnostica hasta la edad adulta.

“El síndrome de Asperger es una psicopatía”

Explicación: La palabra psicopatía implica hoy en día connotaciones diferentes a su definición literal “patología mental”. Una persona con Asperger no es un psicópata.

“El síndrome de Asperger aparece a los 4 / 5 años de edad”

Explicación: El síndrome de Asperger está presente en toda la historia del desarrollo del individuo, pero no puede diagnosticarse adecuadamente hasta la edad en que aparecen en todos y cada uno de los pequeños las competencias sociales afectadas, esto es a la edad aproximadamente a la edad de 4- 5 años.

“El síndrome de Asperger es un trastorno de la empatía”

Explicación: Las personas con Asperger pueden ser empáticas, como a todo el mundo les importa como se sientan o piensen los demás, pero tienen dificultades para ponerse en la piel de otra persona, sin embargo esta habilidad puede ser entrenada.

“El síndrome de Asperger es un perfil singular de personalidad”

Explicación: El Síndrome de Asperger es ante un trastorno del neurodesarrollo, y supone una permanente alteración en el procesamiento de la información, evidentemente esto da origen a uno o varios tipos de personalidad.

“Los perjudicados son todos muy inteligentes”

Explicación: Suelen serlo en ciertos casos, pero su inteligencia es de tipo lógico o impersonal. La dificultad para el procesamiento de los estímulos sociales y sus relaciones están siempre y en todo momento presentes. Generalmente las personas con Asperger acostumbran a estar en los rangos normales de inteligencia.

“Los afectados tienen problemas de lenguaje”

Explicación: Tienen un lenguaje formal y correcto; lo que tienen alterado es el uso social del mismo, en ocasiones la entonación, volumen de voz o bien otras peculiaridades propias de la función pragmática del lenguaje. Normalmente son literales en la interpretación del mismo con dificultades para entender dobles significados o ironías.

Algunas veces se genera retraso leve en la adquisición de lenguaje. En estos casos se alcanzan los niveles normales de lenguaje velozmente a la edad de 5 o 6 años.

“Los niños con síndrome de Asperger son agresivos”

Explicación: Los pequeños con síndrome de Asperger no son en lo más mínimo violentos, más bien a la inversa, son los alumnos menos agresivos del aula.

Las conductas agresivas de los alumnos con síndrome de Asperger tienen siempre una causa y motivo justificado dada su diferencia. Los escasos estallidos de agresividad en las aulas suelen contestar a la presión continua, acoso escolar y conductas de exclusión social que padecen los alumnos con Asperger en un porcentaje muy elevado.

El acoso escolar y la exclusión no suelen ser percibidos por el profesorado puesto que se manifiesta de forma sutil. No obstante, tristemente cuando el alumno con Asperger llega al límite de lo que puede soportar, su respuesta no es sutil y el alumno no acostumbra a tener en consideración el contexto social,  por lo que acostumbra a ser la excusa perfecta para hacerle responsable a él de su situación de exclusión y justificar exactamente la misma.