¿Qué es el autismo?

Podemos definir autismo como un grupo o conjunto de trastornos del desarrollo neurológico, se caracterízan por presentar problemas en las relaciones sociales, falta de comunicación, y en los patrones de conducta que se creen normales o estereotipados, restringidos y repetitivos.

El autismo también se conoce como trastornos generalizados del desarrollo o (TGD), también se denomina trastorno del espectro autista (TEA), y se consideran trastornos neuropsiquiátricos que se presentan con variedad de manifestaciones clínicas y causas orgánicas, todas ellas afectan de forma distinta y con diferente intensidad en cada persona; es por esto que personas con el mismo diagnóstico se puedan comportar de forma completamente distinta unas a otras.

¿ Cuál es la edad correcta para detectar los TEA ?

Lo normal es que se manifieste antes de los tres años, aunque cada niño es diferente, y su detección varía de unos casos a otros, es verdad que existen señales que nos deben alarmar y que hace muy recomendable una valoración por parte de un profesional.

Es muy importante detectarlo en los primeros años, ya que es aquí donde la terapia puede ser más efectiva. Por esto me gustaría dedicar unas líneas para describir cuáles son las actitudes o comportamientos que nos tienen que alarmar, dejando claro que se pueden presentar signos a cualquier edad.

Sobre los 12 meses de edad
– No balbucea
– No hace gestos como por ejemplo saludar con la mano o señalar objetos de su interés.
– No responde cuando se le llama por su nombre
– No muestra interés por juegos sencillos

De 12 a 18 meses de edad
– No habla nada, ni siquiera palabras sencillas.
– Continúa sin responder cuando se le llama por su nombre.
– No mantiene un correcto contacto visual.
– No señala hacia ningún objeto de su interés.
– Falta de interés hacia juegos simples.
– No práctica la imitación espontánea.

Sobre los 24 meses de edad
– Es incapaz de montar frases de dos o más palabras de forma espontánea.
– Tiene mucha dificultad para mantener un contacto visual cuando se le habla.
– No participa en juegos con otros niños de su edad.

Todo lo anterior son algunos factores que nos tienen que poner en alerta, no obstante, esto no implica que  si se dan estos factores de forma aislada el niño o niña tenga o padezca algún TEA (autismo).

¿Causas del Autismo?

Hasta el momento las causas del autismo no se conocen; pero hay sospechas de que su principal

Autismo: Características

Autismo: Síntomas y características del Autismo

causa puede ser cambios o mutaciones de los genes, aún no han sido identificados todos los genes que participan en la aparición del autismo.
Lo más aproximado que tenemos hasta el momento para determinar las causas del autismo son las relaciones  que han salido de diversas investigaciones científicas, como pueden ser:

Agentes genéticos como causas del autismo:
Diversos estudios han demostrado que existe una importante carga genética en la aparición del autismo. De esta forma estudios realizados con mellizos, en los cuales sí uno de ellos lo padece, el otro tiene casi un 90% de probabilidad de padecerlo o desarrollarlo. Siguiendo en la línea de los estudios si quien padece de autismo es el primer hijo, se estima que existe un 5% de probabilidad de que el segundo hijo también lo tenga o lo desarrolle.
Esto da a entender que una de las causas importantes del autismo es la carga genética.

Agentes neurológicos como causas del autismo:
Se ha demostrado que existen alteraciones neurológicas principalmente en las áreas de aprendizaje y conducta, en los pacientes diagnosticados. La epilepsia está muy relacionada con el autismo, sobre todo el síndrome de West (alteración cerebral epiléptica que por norma general afecta a los menores de un año y qué se caracteriza sobre todo por la aparición de espasmos epilépticos y retraso en el desarrollo psicomotor), desarrollando autismo hasta en una quinta parte de los casos.

Agentes bioquímicos como causas del autismo:
Se han podido comprobar que alteraciones en los niveles de algunos neurotransmisores, principalmente serotonina y triptófano, pueden propiciar la aparición del autismo.

Causas ambientales y agentes infecciosos como causas del autismo.
Ciertas infecciones incluso la exposición a sustancias durante el embarazo pueden provocar malformaciones en el desarrollo neuronal del feto, las cuales se pueden manifestar como trastornos del espectro autista.

Tipos de autismo

El manual estadístico y de diagnóstico de trastornos mentales (DSM), nos indica que hay 5 trastornos incluidos en la categoría de trastornos generalizados del desarrollo (TGD): Síndrome de Asperger, trasto autista, síndrome de Rett, trastorno de desintegración infantil, trastorno Generalizado del Desarrollo no especificado.

El diagnóstico para determinar de qué trastorno se trata, se basa en la observación de la manifestación clínica y entrevistas con el paciente y su familia. Teniendo en consideración el desarrollo del lenguaje, la severidad del trastorno y la edad a la que aparecieron o se observaron los primeros síntomas. No existen pruebas médicas que determinen de forma exacta que tipo de trastorno pueda tener un paciente.

Autismo infantil (tipos de autismo):
Es una manifestación de las áreas más importantes que se tienen en cuenta para determinar el autismo, estas son:
– Interacción social
– Desarrollo del lenguaje verbal y no verbal
– Comportamiento repetitivo y poco motivador

Síndrome de Asperger (tipos de autismo):
El síndrome de Asperger es una manifestación leve de los síntomas del autismo. Los pacientes son incapaces de interpretar las emociones de los demás, no tienen empatía. Por normas generales mantienen un correcto desarrollo del lenguaje y de su inteligencia.

Síndrome de Rett (tipos de autismo):
Afecta aproximadamente a 1 de cada 10000 personas, principalmente al sexo femenino. Es considerado un trastorno cognitivo raro. Su aparición suele ser no superior a los 4 años de vida. Se manifiesta por retrasos en la adquisición del lenguaje y la coordinación motriz del paciente. En un alto porcentaje conlleva un retraso mental grave, manifestando un deterioro cognitivo progresivo.

Trastorno de desintegración infantil (tipos de autismo):
Este trastorno puede aparecer de forma súbita, consiste en una pérdida progresiva de habilidades que han sido adquiridas de forma normal durante sus tres o cuatro años de vida. Comienzan mostrando irritabilidad ansiedad una cierta hiperactividad incluso inquietud, seguido de una progresiva pérdida de sus capacidades sociales y personales lenguaje pérdida de interés por cosas que antes le gustaban y le motivaban e incluso pueden presentar crisis epilépticas.

Trastorno Generalizado del Desarrollo no especificado (tipos de autismo):
Este trastorno se diagnóstica a niños o niñas que presentan problemas en su comunicación y socialización con los demás, y que no pueden ser englobados en ninguno de los trastornos anteriores.

Síntomas del autismo

Vinculación social escasa (Síntomas de autismo):
Este tipo de síntoma es detectado principalmente por las personas que más cerca están del bebé o niño, se muestran indiferentes y se aislan. No suele atender por su nombre cómo general intentan evitar el contacto visual con otras personas.

Falta de empatía (Síntomas de autismo):
Las personas que presentan síntomas de autismo, no son capaces de interpretar las emociones de otras personas ni entender las pautas sociales, como por ejemplo cierto tono de voz o expresiones faciales. Esta situación se agrava porque generalmente no prestan atención a la cara de los demás, por lo que son incapaces de aprender dichas pautas sociales.

Dificultad para comunicarse (Síntomas de autismo):
Les cuesta comunicarse con expresiones o gestos y tienden a repetir palabras o incluso ignorar a la persona con la que hablan.

Movimientos repetitivos (Síntomas de autismo):
Por ejemplo dar vueltas de forma compulsiva mecerse, acariciarse el pelo, ser síntomas de autismo. Salir de su entorno de una rutina establecida les puede producir ansiedad.

Dificultad para auto reconocerse (Síntomas de autismo):
En muchas ocasiones hablan de ellos mismos en tercera persona en lugar de hablar en primera, utilizando el “yo” o “mí”.

Son incapaces de jugar a juegos que necesiten un grupo, ya que su interacción social está muy limitada (Síntomas de autismo).

También pueden presentar trastornos del sueño y crisis violentas retrasos mentales ansiedad, etc…  (Síntomas de autismo)

Los síntomas del autismo pueden variar de una persona a otra, incluso la misma persona con el paso del tiempo puede cambiar estos síntomas.

Los niños con algún tipo de trastorno generalizado del desarrollo diagnosticado tienen un mayor riesgo a padecer ciertas enfermedades concomitantes, las principales suelen ser:

Esclerosis tuberosa. Riesgo de aparición de tumores en el área cerebral esta enfermedad puede afectar al cerebro a sistema nervioso a los riñones y al corazón.
Epilepsia. Si bien no suele aparecer durante la infancia se estima que entre un 25 y un 30% de las personas nacidas con algún ti en su edad adulta suelen desarrollar epilepsia.
Síndrome de Tourette. Se caracteriza por movimientos repetitivos e incluso involuntarios y la emisión de sonidos vocales conocidos como tics.
– síndrome de sotos. Excesivo crecimiento suelen presentar algún tipo de retraso mental,  les cuesta adquirir el lenguaje y presentan problemas en el aprendizaje.
Trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH)Aquí tienes más artículos sobre TDAH

Diagnóstico del autismo

El trastorno de espectro autista puede cambiar muchísimo de una persona a otra, incluso puede pasar desapercibido si los síntomas son muy leves, o se enmascaran por otras patologías que se consideran más graves.
El diagnóstico siempre debe hacerlo un equipo formado por un neurólogo, psicólogo, psiquiatra y logopeda).
Existen algunos síntomas que nos pueden hacer sospechar de la presencia de algún tipo de trastorno generalizado del desarrollo. Estos pueden ser:

Síntomas de autismo detectados en el primer año de vida (Diagnóstico del autismo).
– Escaso interés por el entorno
– El bebé permanece durante largos periodos de tiempo en su cuna sin necesitar atención
– No responde ante el abrazo de la madre o el padre
– Al cabo de 4 o 5 meses de vida no presenta sonrisa social
– No Presenta alegría ni interés ante la visión del rostro de la madre o del padre.
– No diferencia a los familiares
– Indiferente a juego ya las carantoñas típicas practicadas por los adultos
– Largos periodos de llantos sin causa aparente.
– No responde a su nombre.

Segundo y tercer año de vida (Diagnóstico del autismo).
No presenta respuestas emocionales hacia los familiares, hermanos, padres.
– Falta de comunicación verbal.
– Incapacidad para mantener contacto visual.
– Movimientos repetitivos (mecerse, iniciarse, aletear las manos e incluso golpearse la cabeza)
– Falta de interés por jugar con sus juguetes.
– Tarda en adquirir una higiene personal correcta.
– Le cuesta controlar sus esfínteres

Síntomas de autismo en niños (durante la niñez).

Síntomas descritos en las etapas anteriores, los cuales se acentúan en vez de atenuarse como ocurrirá con el resto de los niños.
No se visten solos, visita supervisión de un adulto.
Falta de relación con otros niños de su edad prefieren la soledad.
Tienen una obsesión compulsiva por el orden (alinear objetos, que todo este tal y como el lo dejo, etc…), pueden llegar a mostrar un excesivo interés por ciertas cosas.
Comunicación verbal pobre y defectuosa en la mayoría de los casos de tipo repetitivo.
También puede sufrir arrebatos de ira contra sí mismos o su entorno, sin que haya una causa.

Síntomas de autismo en un adulto

Los síntomas durante la adolescencia o en la edad adulta suelen ser similares a los de un retraso mental, y dependen de factores tales como:
Dificultades en el lenguaje, es cuesta expresar sus necesidades y en ocasiones les causa frustración y alteraciones de tipo emocional.
La persona que sufre este trastorno busca la Independencia en labores en las que necesita ayuda externa, ejemplo la higiene personal, vestirse o alimentarse. Solo alcanzará esta dependencia si desde pequeño ha estado trabajando estos puntos.

El diagnóstico del trastorno autista está compuesto por diferentes pruebas cognitivas y del lenguaje, en función de la afectación de estas habilidades se diagnóstica un tipo de trastorno u otro. De esta forma en los niños que presentan síntomas autistas pero que sus habilidades del lenguaje están bien adquiridas se le suele diagnosticar de síndrome de Asperger.

Tratamiento actual para el autismo.

Hoy en día ninguno de los trastornos del espectro autista tiene cura. Las terapias enfocan hacia suavizar los síntomas y sobre todo mejorar la calidad de vida. Dichos tratamientos normalmente son de forma individualizada y se ajustan siempre a las necesidades de cada persona.

El tratamiento de autismo actual suele incluir:

– Terapia conductual como tratamiento para el autismo. Se basa en la adquisición de capacidades sociales y de lenguaje. La terapia suele incluir no sólo al propio paciente sino también a familiares, educadores y personas que se relacionan con él de forma diaria.
– Intervenciones emocionales como tratamiento para el autismo. Objetivo es desarrollar habilidades emocionales de expresión y ayudarlo a reconocer sentimientos se trata de desarrollar empatía. Estas terapias también incluyen a familiares y personas cercanas al paciente lo que se suele trabajar también la expresión de sus sentimientos impresiones frustraciones y se les ayuda a comprender a su familiar afectado por esta enfermedad.
– Tratamiento farmacológico como tratamiento para el autismo. Realmente no existen medicamentos desarrollados para ningún tipo de trastorno autista. Se suelen prescribir en función de la sintomatología desarrollada por ejemplo si el paciente desarrolla convulsiones se prescriben anticonvulsivos sí present impulsividad e hiperactividad se recurre a los medicamentos habituales a los pacientes con déficit de atención e hiperactividad (TDAH).
Los medicamentos más prescritos habitualmente son ansiolíticos, antidepresivos y los que se emplean para el trastorno obsesivo-compulsivo.