Estrategias para trabajar la resiliencia en niños

Resumiendo mucho,  la resiliencia es esa capacidad que nos permite superar adversidades como por ejemplo una separación, la muerte de un familiar, y salir fortalecidos de dichas situaciones. Por eso tendríamos niños más fuertes y por lo tanto adultos más preparados para la vida si desde su infancia vamos haciendo que nuestro pequeño adquiera esa virtud.

En este artículo me gustaría ver una serie de pautas para promover la resiliencia en los niños. Son simples y en muchos casos obvias, pero en muchas ocasiones nos olvidamos de ellas. Estoy seguro que algún día tu hijo o hija agradecerá la ayuda y formación que le estás dando.

Ayudar a los demás como técnica para fomentar la resiliencia en niños:

Ser solidarios y ayudar a los demás es una parte muy importante del desarrollo emocional. Si nuestro hijo adquiere la confianza suficiente como para ayudar a los demás, conseguiremos que se sienta útil y por lo tanto fortalecerá su empatía.
Para conseguir esto, tenemos que pensar que la mejor manera de que nuestro hijo lo entienda es que lo vea en nosotros mismos ya que somos su ejemplo. Tenemos que enseñarlo a trabajar en equipo, los juegos son una actividad ideal para este aprendizaje.

Hacer amigos como técnica para fomentar la resiliencia en niños:

Si nuestro hijo no juega con los demás se sentirá aislado,  y por tanto necesitará más atención por nuestra parte.

¿Cómo podemos enseñarle a hacer amigos?
Este apartado es un tema muy sensible, lo que nunca tenemos que hacer él es culpar a nuestro pequeño de no hacer amigos, de hacerlo lo único que conseguiremos es que se encierre en sí mismo y se aísle aún más o que realice actos que van en contra suya para que los demás lo acepten. Un niño que no hace amigos es posiblemente un niño inseguro por tanto es nuestra obligación fomentar esa seguridad, debemos transmitirle que es bueno en un ámbito social, si le reñimos es importante hacerlo a solas o delante de personas en las que el confie.

Concretar una rutina como técnica para fomentar la resiliencia en niños:

Tener una rutina es fundamental para los pequeños, les da una sensación de seguridad y sobre todo de estabilidad. Disminuyendo sus miedos y ansiedades ya que ellos saben en todo momento lo que va a ocurrir.
Esto nos lleva por ejemplo, a establecer horarios para irse a dormir,  levantarse, comer, jugar e incluso hacer las tareas del colegio. Por nuestra parte tenemos que intentar alterar esta rutina solo por causas justificadas, y que nuestro hijo sea consciente de ellas.

Aumentar la autonomía de nuestro pequeño o pequeña como técnica para fomentar la resiliencia en niños:

Si lo que buscamos es que nuestro hijo salga fortalecido de situaciones negativas en la vida, tenemos que enseñarle desde pequeño a que sepan cuidarse, y que sean autónomos, esto no quiere decir que aprendan a cuidarse solos.
Debemos fomentar en ellos la idea de que comer ciertos alimentos es saludable, explicándoles sus propiedades y su influencia en su salud, hay que explicarles el porqué tienen que hacer las cosas, porque es importante estudiar, hacer amigos, mantener una adecuada higiene, tienen que comprender estos conceptos para poder ser más autónomos.

Mantener un adecuado descanso como técnica para fomentar la resiliencia en niños:

Enseñarles que la forma correcta para desempeñar sus tareas diarias es tener un buen descanso es algo fundamental, importante. Cuerpo descansado significa también mente despejada.

Enseñarle a ponerse metas como técnica para fomentar la resiliencia en niños:

Un recurso muy poderoso para la autoestima de nuestro hijo es enseñarle a marcarse metas razonables, a las cuales ellos con su esfuerzo puedan lograrlas. No hay nada mejor para garantizar una buena autoestima.
Dado que estamos hablando de niños, al decir metas no me estoy refiriendo a las de logro sino a metas de cumplimiento.
Es más importante establecer una meta por ejemplo, para que nuestro hijo aprenda y mantenga buenas técnicas de estudio y que diariamente las desarrolle, que promoverlo para que saque buenas notas y no le enseñemos cómo hacerlo. En este caso enseñarle a estudiar le valdrá para toda la vida, e incluso en otras actividades en su vida adulta.

Presentarles las dificultades como un reto a batir como técnica para fomentar la resiliencia en niños:

Recuerda que nuestros pequeños o pequeñas son seres inmaduros, por tanto cualquier pequeño reto (por ejemplo no alcanzar a su chupete que está encima de la mesa) les puede suponer una frustración. Es nuestra tarea explicarles que tiene solución, incluso ayudarles algunas veces a conseguirlo. De esta forma ira transformando sus dificultades en retos.

Hacer con nuestros hijos sean objetivos, pero optimistas:

Desde que nacen nuestros hijos tendemos a pintarle un mundo de fantasía, lo cual está muy bien en esa edad. Poco a poco según vayan creciendo tenemos que ir explicándoles la cosas como son, siempre desde un punto de vista optimista. No todo el mundo que va a conocer en la vida le hará bien, pero no por ello tiene que ser pesimista. Tenemos que hacerle ver el mundo como es.

Cómo trabajar la resiliencia en niños

Fomenta desde pequeño la resiliencia, una cualidad que tu hijo agradecerá de por vida.

No todo en la vida se puede controlar:

Por propia experiencia sé que las situaciones que más estrés causan son las que no se pueden controlar, por lo tanto tenemos que ser capaces de transmitirle que no se puede controlar todo, y que ocurren cosas inesperadas que tenemos que ser capaces de afrontar. Esto no se conseguirá si nosotros no lo tenemos interiorizado como adultos.

Estos pasos ayudarán a nuestros hijos a ser más resilientes, es el mejor regalo que le podemos hacer para su vida adulta. Como padres tenemos que intentarlo.
 
Es posible que te interesen artículos sobre | Tdah | Asperger | Autismo |