Detección del autismo con un análisis de sangre

A día de hoy diagnóstico del autismo es clínico, esto quiere decir que se llega a determinar que una persona tiene autismo por los síntomas que presenta, sin pruebas medicas asociadas al diagnostico.

¿Te puedo pedir un favor?, si te gustan estos artículos haz click en la publicidad. Puede que no sea de tu agrado, pero me ayudarías muchísimo a mantener e incrementar el ritmo y calidad de los mismos.
¡Gracias!

Por lo tanto gran parte del diagnostico presenta una parte subjetiva, ya que son las pruebas medicas las que aportan datos que se puedan analizar y dar objetividad al diagnostico. Si hablamos del trastornos del espectro autista, entre los que destacan el autismo y síndrome de Asperger, aparte de los síntomas que presente el paciente también existen algunos test médicos, los cuales son de ayuda pero no se pueden comparar a un análisis que arrojes datos reales, datos que se puedan estudiar, comparar y ponderar de una forma objetiva.

A mediados de marzo salto la noticia de que investigadores del Rensselaer Polytechnic Institut en Nueva York, han publicado un estudio que trata de como se puede diagnosticar el autismo con análisis de sangre.

La clave esta en los Marcadores Metabólicos

Existen muchas hipótesis acerca del autismo pero a día de hoy su causa es aún desconocida.
Uno de los muchos estudios reveló que aquellos niños que sufren autismo tienen procesos metabólicos distintos a los que no lo sufren, pero hasta ahora no se había podido analizar estas diferencias para crear un nuevo método diagnóstico.

Eso ha sido lo que han conseguido Juergen Hahn y Daniel Howsmon y sus colaboradores, los cuales con los resultados presentados sugieren que es posible identificar a un niño con autismo al analizar las concentraciones de sustancias metabólicas específicas en sangre. Dichas sustancias procederían de procesos tales como las vías dependientes del folato (FOCM) o la transulfuración (TS), dos procesos metabólicos moleculares alterados en el autismo.

Los investigadores se han basado en muestras de sangre procedentes del Hospital para Niños de Arkansas de 159 niños, de los cuales 83 niños estaban ya diagnosticados con autismo y 76 niños sanos, todos entre 3 y 10 años de edad. Modelos avanzados y herramientas de análisis han podido clasificar correctamente al 97,6% de los niños con autismo y al 96,1% de los niños sanos. Nos encontramos con un análisis de sangre de alta precisión, tanto por su potencial para acertar una patología como por su potencial para descartarla en personas sanas.

¿Te puedo pedir un favor?, si te gustan estos artículos haz click en la publicidad. Puede que no sea de tu agrado, pero me ayudarías muchísimo a mantener e incrementar el ritmo y calidad de los mismos.
¡Gracias!

¿Cómo será el diagnóstico del futuro?

Aunque el nuevo método demuestra tener bastante precisión en el diagnostico del autismo, se necesitará más investigaciones para confirmar sus excelentes resultados.
Ahora, los científicos se plantean si no podrían crearse nuevos tratamientos contra el autismo que vayan dirigidas a las vías metabólicas que se han detectado un mal funcionamiento en el trastorno. La FOCM y TS, que pueden servir para diagnosticar de forma precisa el autismo, ¿podrían también servir para nuevos tratamientos?.