Esta noticia es muy reciente, como siempre paso a compartirla ya que cada nueva investigación, cada nuevo estudio es un paso mas para la mejora de los tratamiento.

La prestigiosa revista Nature Neuroscience ha publicado un estudio cuyo propósito es que sirva de principio elemental para desarrollar una medicación diferenciada.

Hasta hace poco se ha venido pensando que los trastornos neurológicos eran causado por un gen, cosa que ha sido descartada ya que se sabe que la causa es una colección de cambios o mutaciones conocidas como factor de riesgo.

Durante los ultimos años se ha conseguido grandes avances en la secuenciación de genomas con la intención de llegar a establecer los principios geneticos para el desarrollo de medicamentos concretos para cada paso.

Las neuronas transmiten sus señales por la liberación de moléculas de señalización que son los neurotransmisores.

«Se ha logrado trazar el primer mapa que muestra cómo estos factores de riesgo estarían enlazados en lo que se conoce como una red de interacción proteína-proteína. Esto que se aparta de la teoría clásica de vías de señalización, donde la transducción de señales se da en trayectos lineales. En este novedoso caso la señalización ocurre en forma de redes biológicas que no son lineales.»

En el estudio se detallan miles de conexiones y por primera vez se muestra cómo esta interacción de genes (proteínas) se modifican a través del desarrollo neuronal y como se cambian por mutaciones en los denominados factores de riesgo.

«Respecto al tratamiento actual, hay que tener en cuenta que se viene aplicando el mismo de hace casi 60 años. »

Lo principal en esta relación es determinar en qué proporción dichos factores alteran las propiedades de conexión entre neuronas. Los investigadores afirman que estas proteínas son básicas para el funcionamiento de la sinapsis y las mutaciones que ocasionan una irregularidad de las propiedades de la transducción de la señal. Por tanto la diferencia entre autismo, esquizofrenia o discapacidad intelectual, no es por mutaciones en sus componentes, sino por el nivel de deterioro que provoca esta mutación.

Respecto al tratamiento farmacológico tal y como hemos comentado anteriormente, se viene aplicando desde hace casi 60 años. Se ha avanzado en otros campos terapéuticos como estimulación cerebral profunda, sin embargo en los medicamentos estamos estancados.

Los investigadores consideran un error no tener en cuenta la diversidad de mutaciones que pueden afectar a cada trastorno, tratando así a todos las personas de la misma manera, por lo que aconsejan un tratamiento distinto basado en medicina personalizada y tener un perfil más claro del tipo de mutación. “Lo que permitiría localizar objetivos farmacológicos dirigidos contra las redes de señalización involucradas, de forma individual y no en forma generalizada”.

Fuente: clarin.com