Recomendaciones para salir de una depresión

A continuación expondré algunas técnicas muy utilizadas utilizadas por los psicólogos para el tratamiento de la depresión. Todas han demostrado ser eficaces para superar el trastorno depresivo. La mayoría de los consejos son de orientación cognitivo-conductual y con una amplia verificación experimental.

Estás prácticas no son sólo recomendables para las aquellos que atraviesan un periodo depresivo sino también para cualquier persona que no teniendo algún trastorno del ánimo deseen potenciar su capacidad para enfrentarse a los desafíos de la vida, aumentando su asertividad, inteligencia emocional, energía personal o capacidad para la ecuanimidad (capacidad para aceptar los diferentes estados emocionales).

Es muy importante que si estás en tratamiento por depresión con tu psicólogo o psiquiatra puedes consultarle sobre la aplicación de los métodos que vas a leer aquí:

  • Exprese las emociones (lloro, sonrisa, ira ,etc.)
  • Mantenga un calendario diario de actividades
  • Reanude las responsabilidades de forma lenta y gradual, intente sostenerse efectuando aquellas actividades que pueda hacer sin agotarse.
  • Prosiga en todo momento y hasta el final el tratamiento impuesto, consulte con el especialista si aparecen efectos indeseables o bien complicaciones no esperadas.
  • Reúnase periódicamente con el terapeuta.
  • Coma una dieta equilibrada y tenga presente no reducir ni proteínas, ni hidratos de carbono, ni vitaminas, coma comestibles ricos en triptófano, es el predecesor de la serotonina, el primordial neurotransmisor involucrado en la depresión, son comestibles ricos en triptófano, las carnes, pescados, lácteos , almendras, chocolate y el plátano.

 

Los pensamientos negativos habituales en la depresión desaparecen conforme el tratamiento comienza a surtir efecto. Mientras tanto:

  • No se fije metas difíciles ni adquiera grandes responsabilidades.
  • Divida las labores grandes, fíjese prioridades y haga hasta donde le resulte posible. No espere mucho de usted mismo en esta fase, ya se exigirá más adelante cuando se encuentre recuperado; si lo hace, únicamente va a aumentar su sensación de fracaso. Procure estar con otras personas que le apoyan y muestran su cariño; generalmente, es mejor que estar solo.
  • Participe en actividades que le hagan sentirse mejor. Por servirnos de un ejemplo, realizar ejercido ligero, ir al cine, asistir a una actividad deportiva, o bien participar en actividades sociales. Sin embargo, procure no sobrepasarse en estas actividades, ni preocuparse si su estado de ánimo no mejora considerablemente de inmediato. La mejora requiere tiempo.
  • No tome decisiones esenciales en su vida en la fase de depresión, como cambiar de empleo, casarse o divorciarse, sin consultar con otras personas que le conozcan bien y puedan emitir una opinión más objetiva de su situación. De ser posible, espere a estar totalmente recuperado para tomar estas resoluciones. Es prudente postergar las decisiones esenciales hasta el momento en que su depresión haya mejorado.
  • No espere salir de su depresión de inmediato; rara vez sucede. Ayúdese a sí mismo cuanto le sea posible y no se culpe por no encontrarse completamente bien. Recuerde, rechace los pensamientos negativos; son parte de la depresión y desaparecerán cuando el tratamiento surta efecto.
  • Comparta la enfermedad, sentimientos e inconvenientes con su familia y amigos.
  • Los reuniones con grupos de autoayuda (personas que padecen un problema afín al suyo) pueden ayudarle. Los puede encontrar en asociaciones de pacientes depresivos que existan en su provincia.
  • Como cualquier otra enfermedad la depresión no es “culpa de nadie”. No se debe de avergonzar de padecerla usted o su familiar y debe de buscar sin prejuicios la ayuda que precisa.

 

La publicidad paga los gastos de alojamiento y actualización web, así como la redacción de nuevos artículos, ¿Nos ayudas con un clic?