La electroestimulación transcraneal de baja intensidad reduce el dolor en personas con fibromialgia

 

La electroestimulación transcraneal de baja intensidad reduce el dolor y aumenta la calidad de vida de personas con fibromialgia, tal y como ha comentado el responsable de la Unidad de Fibromialgia del Milenium Centro Médico Iradier del Campus CIMA de Sanitas.

Tras 4 o 5 sesiones, los pacientes con fibromialgia afirman tener menos dolor, disminución de la rigidez articular, mayor movilidad y, un mejor estado de salud. Además, esta mejora en la calidad de vida de las personas con fibromialgia ayuda a reducir su necesidad de analgésicos, lo que implica menos efectos secundarios debido al tratamiento farmacológico
 

¿Cómo funciona la electroestimulación transcraneal para pacientes con Fibromialgia

La electro-estimulación transcraneal de baja intensidad emite estímulos magnéticos que se reparten sobre la cabeza del paciente a través un dispositivo parecido a un sombrero o gorro. El tratamiento está basado en la estimulación magnética del cerebro con el objetivo de disminuir la sensibilidad de los centros del dolor, disminuyendo el dolor fibromiálgico de los pacientes.

Debido a que el campo aplicado es de baja intensidad y frecuencia, es obligado realizar el tratamiento en un ambiente libre de cargas electromagnéticas. En este caso se ha optado por una cabina de Faraday, la cual permite que la terapia sea efectiva. El procedimiento no causa dolor alguno y no es invasivo, resultando muy cómodo y seguro para el paciente.

Según los investigadores la gran ventaja de esta terapia es que tiene un efecto “duradero” y mejora de muchísimo la calidad de vida, proporcionando una solución al problema de dolor crónico que padecen los pacientes con fibromialgia.