Neurofeedback es una técnica de entrenamiento mental, un metodo especializado en medir y entrenar las ondas cerebrales que emitimos, mediante la retroalimentación y la intención de normalizar la actividad cerebral, teniendo en cuenta la capacidad de neuroplasticidad que posee nuestro cerebro.

La acción cerebral se puede medir con de unos sensores colocados en el cuero cabelludo y es estudiada proporcionando información al paciente en tiempo real, usando para ello sonidos o imágenes que aparecen cuando el patrón de ondas cerebrales está dentro de los límites oportunos. Con esta técnica, conseguimos que nuestro cerebro aprenda de forma controlada y progresiva a realizar las conexiones neuronales vitales para lograr una actividad cerebral adecuada, aumentado la sensación de bienestar tanto a nivel emocional como en nuestro comportamiento diario.

El neurofeedback es el instrumento terapéutico mas sobresaliente que existe hoy en día

Para el tratamiento de variadas dolencias, tanto a nivel de conducta como físicos y emocionales. Algunos de los problemas que se pueden tratar con neurofeedback son las patologías como el dolor crónico, estrés, cefalea y migraña, ansiedad, insomnio, artritis crónica, TDAH, TEA, trastornos de la alimentación, fibromialgia, hipertensión arterial, depresión, ansiedad, estrés post-traumático entre muchos otros, ofreciendo muy buenos resultados.

Neurofeedback es un método reciente, pero cuenta con un amplio respaldo obtenido de estudios controlados con sujetos experimentales, por lo que se trata de una técnica eficaz en el tratamiento de condiciones físicas y psicológicas que van asociadas una disregulación de la actividad cerebral. Por ejemplo en el TDAH, se consigue usar este método como alternativa a muchos medicamentos, obteniendo resultados óptimos y sin los efectos secundarios.

El neurofeedback es una técnica no invasiva y muy segura

Que consigue que nuestro cerebro se autorregule para los casos en que la actividad cerebral este fuera de los parámetros normales. Esta técnica es completamente segura ya que en ningún caso se estimula el cerebro, solo se toman las medidas de las ondas cerebrales a través de unos sensores que nos dan el feedback para conseguir la modificación del patrón cerebral y volver a la normalidad.

Según investigaciones realizadas es importante señalar que esta técnica no es solo para problemas mentales. El Neurofeedback también puede ser aplicado para mejorar ciertos procesos cognitivos e incluso a modo preventivo, como por ejemplo personas con antecedentes de demencia en la familia. El amplio uso de esta técnica se debe a que el objetivo es estimular la plasticidad cerebral, creando nuevas conexiones neuronales o mejorando las ya existentes.