Seis métodos para desarrollar las capacidades de estudio de los niños con TDAH

Los niños con trastorno por déficit de atención e hiperactividad son capaces. Tan capaces como los niños que no padecen el trastorno. Si bien es cierto que un diagnóstico temprano y un tratamiento multimodal apropiado, son fundamentales para que los niños con hiperactivos puedan sacarle el mayor partido a sus capacidades.

Para un aprendizaje eficaz es importante que tanto padres como profesores tengan en cuenta que los niños con TDAH suelen tardar más en terminar sus deberes, por lo que se aconseja lo siguiente:

  • Controlar la cantidad de deberes que se le encarga al niño hacer en casa
  • Planificar actividades alternativas que puedan hacer en casa y que le permitan alcanzar los mismo objetivos de aprendizaje.

 

Estos son los 6 métodos que proponemos para desarrollar sus capacidades de estudio tanto en casa como en el cole

  1. Para niños y niñas con TDAH la comprensión de las instrucciones para hacer un ejercicio puede resultar más dificil que para los demás niños, sobre todo debido a su falta de atención. Por eso recomendamos dar instrucciones tanto verbales como escritas (por ejemplo para resolver un problema de matemáticas, leerle el enunciado y posteriormente que el también lo lea). Finalmente hazle preguntas para asegurarnos que ha entiendo lo que hay que hacer.
  2. La gran facilidad con la que se distraen los niños con trastorno con déficit de atención e hiperactividad hace que la lectura no sea fluida y seguida, pudiendo saltarse frases e incluso renglones. Para ello es importante que encuentres lo que le gusta leer al pequeño y escucharlo mientras lee en voz alta. Esta tarea debe realizarse a diario, aconsejando máximo de 10 minutos.
    Como he dicho en otros artículos, nadie conoce y sabe las virtudes y defectos de nuestro hijo mejor que nosotros, así que si le cuesta trabajo leer correctamente debes hablar con un profesor o profesora y que evite hacerlo leer en clase, hasta que alcance un nivel optimo de lectura.
  3. Hemos hablado de la lectura y ahora toca el turno de la escritura. Por lo general los niños con TDAH diagnosticados presentan mala caligrafia. Pueden hacer unas letras muy grandes y otras pequeñas, empezar en un punto de la linea y salirse completamente de la pauta. ¿Como lo ayudamos en esto?.
    – Para empezar y aunque parezca de lo más obvio, comprueba que este sentado correctamente y que la altura de la silla sea la adecuada, que no le cueste trabajo realizar los movimientos de escritura.
    – Al igual que la lectura debe ser algo casi obligado todos los días, practicar la caligrafía también debe serlo. Si entras en nuestra sección de recursos puedes descargar fichas para trabajar con tu hijo.
  4. El mayor problema con el que nos podemos encontrar en niño hiperactivo es que mantenga el enfoque, la atención. Sabemos que hacer deberes no suele ser divertido pero tenemos que planteárselo como algo interesante, a mi me suele funcionar cuando estamos haciendo sumas el hablarle de coches, por ejemplo si tienes 5 coches y te compras tres más, ¿cuantos tienes ahora en el garaje?… es solo un supuesto, pero puedes inventar cualquier cosa con la idea de despertar el interés del pequeño.
    También es importante que cuando realices estar tareas hagas pausas frecuentes, para empezar cada diez minutos y según veas que va manteniendo la atención y trabajando adecuadamente ve alargando el tiempo de trabajo, pero poco a poco, siempre a su ritmo
  5. Muchos niños con TDAH tienen dificultad para cumplir las reglas o normas, pero no lo hacen por ser malos o queriendo, el motivo es que muchas veces no las han entendido, o no valoran las consecuencias. Es importante dar instrucciones claras, sencillas y cortas. Repitelas si lo ves necesario hasta que el pequeño las vaya interiorizando.
    Explícale porque hay que hacer las cosas de determinada manera, porque hay que cumplir unas reglas o seguir un protocolo.
  6. Un niño con TDAH tiene mil cosas geniales en la cabeza, siempre tiene una fantasía que le absorbe sus pensamientos, por eso es muy difícil que al pequeño le apetezca ponerse a leer, escribir, estudiar, etc… Lo que yo suelo hacer es ordenar sus tareas escolares de mas fácil a más complicado. Lógicamente comenzamos por lo fácil para que vaya cogiendo interés y se sienta realizado, esto ayuda a su autoestima.
  7.  

    Los niños con TDAH necesitan mucho refuerzo positivo

    El refuerzo positivo es bueno para todos los pequeños pero en especial para los que son hiperactivos, no olvides felicitarlo y motivarlo cada vez que termine una tarea, ya puede ser leer, escribir, ayudar a poner la mesa o cualquier otra que le pidas. En nuestro articulo “técnicas para reforzar las conductas positivas” puedes encontrar mucha ayuda para hacerlo correctamente.
     

    Para terminar aquí tienes un resumen con lo más importante

    1. Acostumbra a tu hijo o hija a trabajar diariamente, pero siempre a su ritmo, haciendo descanso cada 10 o 15 minutos
    2. Dale instrucciones cortas, sencillas y claras. Si le estas explicando un problema lo ideal es que se lo dividas en partes para facilitar su comprensión, y hazle preguntas para asegurarte que lo ha entendido, ademas de esto se imaginativo y plantea el trabajo con algo que a el le guste
    3. Habla con tu hijo y explícale porque tiene que trabajar diariamente, así como de la importancia de cumplir las reglas. Si es necesario ten esta conversación todos los días
    4. Felicitalo cada vez que haga bien las tareas, Aprenderá mucho más deprisa