¿Qué es una adaptación curricular

Una adaptación curricular es un tipo de estrategia educativa, por lo general esta dirigida a alumnos con necesidades educativas especiales, que consiste en la adecuación del currículum de un determinado nivel educativo, con el objetivo de hacer que determinados objetivos o contenidos sean más accesibles a un alumno o de eliminar aquellos elementos del currículum que les sea imposible alcanzar, debido a las dificultades que presente. Se trata de tener en cuenta las características individuales del alumno a la hora de planificar la metodología, los contenidos y sobre todo la evaluación.

Este concepto de adaptación curricular es amplio: partiendo de él podríamos hablar de diferentes niveles de acomodación o ajustes, es decir, de diferentes niveles de adaptación curricular. El currículum escolar propuesto por las administraciones adquiere un carácter abierto, flexible o adaptable a las necesidades o características de la comunidad educativa en la que están inmersos los centros educativos. Este concepto da pie a la puesta en marcha de un proceso de adaptación curricular desde el primer nivel de concreción -decretos de enseñanzas- hasta la adaptación curricular individual o de grupo. Así pues, las adaptaciones curriculares son intrínsecas al propio currículum. Los equipos docentes, departamentos, profesores o tutores adecuan el currículum de acuerdo a las características de los alumnos del ciclo o aula.
 

¿Has visto la publicidad tan molona que tenemos?, pues adémas de ser útil nos ayuda a pagar los gastos de alojamiento web.
¿Nos ayudas haciendo clic?

 

¿Como se pueden adaptar las evaluaciones a niños con Trastorno por déficit de atención e hiperactividad?

Los niños que han sido diagnosticados con TDAH suelen tener un alto indice de fracaso escolar, esto es debido sobre todo a la falta de atención e hiperactividad que suelen presentar cuando están en clase. Este es el motivo por el que niños y adolescentes con TDAH requieren adaptaciones curriculares de las técnicas de evaluación (que no de los criterios de evaluación) de muy fácil aplicación y coste cero que no afectan directamente a los elementos del currículo académico oficial. Esto se hace con el fin de responder adecuadamente a las necesidades educativas específicas que pueden presentar los alumnos con TDAH. Además, cuando a un alumno se le proporciona una instrucción de calidad y ayudas compensatorias adaptadas a sus necesidades es posible obtener un progreso satisfactorio en su rendimiento. Por ello se debe estructurar y adaptar las pruebas de evaluación (exámenes, controles, etc.).
 

Consejos para realizar una adaptación curricular a un niño con TDAH

  1. En el momento de la prueba de evaluación (examen), es conveniente que el alumno esté sentado cerca del profesor y lejos de motivos de distracción.
  2. Dar instrucciones claras y sencillas. Se debe verificar que el escolar comprende lo expuesto por el profesorado antes y durante la prueba.
  3. Si la prueba es larga, considerar la opción de dividirla en tareas más pequeñas
  4. Darle la oportunidad para que pregunte.
  5. Posibilidad de usar otros medios para realizar la prueba o presentar trabajos, haciendo uso de ordenadores, diagramas y dibujos si fuera necesario.
    Subrayar con rotuladores las palabras claves o instrucciones. Esto le ayudará a discriminar de una forma más eficiente la información relevante.
  6. Otras consideraciones que se deberían tener en cuenta durante la evaluación es el hecho de que la atención mejora ante la realización de tareas novedosas. Siempre que sea posible presentaremos los ejercicios a color.
  7. Dejar tiempo extra para que termine la prueba: Se ha demostrado que el rendimiento de los alumnos con TDAH mejora cuando se les da un tiempo suplementario para terminar el examen

 

En algunas Comunidades Autónomas existen protocolos de actuación con niños con TDAH en ambientes educativos donde se incluyen las adaptaciones pertinentes que han de realizarse. En esos protocolos se incluyen propuestas relacionadas con los aspectos que han de ser evaluados y la forma en la que se pueden realizar y ajustar los exámenes a las características de los alumnos con TDAH. Algunas de estas acciones son:
 

Acciones protocolarias para evaluar a alumnos con TDAH

  • El alumno con TDAH presenta dificultades para mantener la atención durante periodos de tiempo prolongados, por ejemplo el tiempo que dura una prueba de calificación. Por ello, y para mejorar el rendimiento en pruebas escritas, se favorecerá la realización de los mismos de forma oral o a través de ordenador.
  • En cuanto a la duración de las pruebas escritas, se recomienda que se utilicen dos sesiones como mínimo y se establezcan tiempos máximos flexibles que permitan prolongar la duración del examen.
  • Las preguntas de los exámenes se presentarán por escrito para evitar la lentitud de otros procedimientos como la copia o el dictado, con la inclusión de preguntas o ítems de un mismo tipo, para evitar así la mayor posibilidad de error o confusión derivados de una combinación de formas.
  • Es conveniente dar a conocer las fechas de los exámenes con antelación. Se debe comprobar que el alumno ha registrado convenientemente las fechas y horarios de los mismos y que los tutores o familias reciben dicha información.
  • Los exámenes o pruebas escritas finales o parciales no deberán ser los únicos instrumentos para evaluar a este alumnado; es necesario que la evaluación continua sea el procedimiento empleado, tal como lo recoge la normativa de evaluación en la enseñanza básica.

 

Actualmente podemos encontrar las adaptaciones curriculares significativas y no significativas
 

Adaptación curricular significativa

Realmente la expresión más adecuada sería: adaptaciones curriculares individualizadas significativas (ACI). En el contexto de la escuela se abrevian con el término adaptaciones curriculares.

En realidad se trata de una adecuación del curriculum oficial, es decir, del temario de enseñanza común para todos los alumnos, se adapta a las necesidades especiales e individuales de un niño. Su propio nombre indica tres características que las definen:

  1. Adaptación del curriculum educativo: El curriculum es el programa de estudios de cada centro escolar. Ese curriculum se compone de unos elementos que no se pueden modificar de manera significativa: los objetivos, contenidos, criterios de evaluación y estándares de aprendizaje que se van a evaluar.
  2. Individualizada para cada niño que presente dificultades en el aprendizaje: Se diseñan de forma individual para las necesidades especiales de un alumno en concreto.
  3. Significativa: Las llamamos significativas porque es necesario hacer una modificación sustancial de elementos obligatorios del curriculum oficial, como son los objetivos, contenidos, criterios de evaluación o estándares de aprendizaje que se deben evaluar.

 

Adaptación curricular no significativa

En muchas ocasiones solo es necesario aplicar las adaptaciones curriculares no significativas, en realidad no son tales adaptaciones porque pueden afectar a aspectos no prescriptivos: se adapta la metodología, los procedimientos de evaluación, o simplemente se exigen mínimos en contenidos, criterios de evaluación o estándares de aprendizaje evaluables. Pero finalmente, el curriculum oficial que se exige, no se modifica.
 

Por los general los niños con TDAH solo necesitan la aplicación de una adaptación curricular no significativa