[alert-note]¿Estas interesado en recibir información y material para trabajar con tu hijo desde casa?, si es así solo tienes que inscribirte en nuestra lista de correos.
 
Quiero recibir material para trabajar la atención y concentración

[/alert-note]

Uno de los problemas de los niños que padecen Tdah es que poco a poco van perdiendo la autoestima. Los padres no tenemos que culpabilizarnos por ello, si lo piensas es algo normal. Son pequeños pero se dan cuenta de muchas más cosas de las que nos imaginamos. Poco a poco son más conscientes de su situación y en el colegio empiezan a notar que les cuesta más trabajo atender, realizar las tareas, son incapaces de estar 45 minutos o 1 (una) hora que dura la clase. Sencillamente se les hace imposible. Mi hijo según me cuenta su tutor se pasa toda la clase pidiendo permiso para ir al baño, sacando punta a los lápices una y otra vez, dibujando en el cuaderno en lugar de atender a la pizarra, etc…

Esto le lleva a continuas llamadas de atención y en muchas ocasiones a la burla de sus compañeros. Situación que se ve agravada si los padres nos están suficiente formados, no tienes paciencia o simplemente no son consciente de lo que le pasa a su hijo o hija. He visto a padres dar severas reprimendas a sus hijos y exigirles un comportamiento que sus hijos no pueden dar. En estos casos la autoestima baja y es “nuestra obligación” por el bien de nuestros hijos no permitir que suceda y ayudar a que cada día se levanten con una sonrisa.

Como fomentar la autoestima de un niño con tdah

Para que nuestros pequeños tengan una buena autoestima, es muy importante que la familia y los que tienen contacto con ellos sean comprensivos y tengan paciencia. El dialogo es fundamental y se hace necesario mucha, muchísima comunicación. En este punto se hace necesario informar a familiares y amigos de la situación de nuestro hijo, tienen que saber cual es el problema para que puedan actuar en consecuencia.

Lo primero es que nuestro pequeño se sienta querido, siempre. Existen muchas situaciones en las que los padres podemos perder los nervios (seguro que no hace falta que describa ninguna de ellas), pero nunca hay que reñirles o negociar con ellos con la retirada del amor, yo mismo he caído alguna vez en el típico “Si no haces tal o cual cosa no te quiero”, lógicamente yo se que no verdad (jamas podría serlo), pero el o ella son chicos muy inseguros y pueden llegar a creerlo.
Siempre tienen que sentirse queridos, hagan lo que hagan por encima de todo tienen que sentir el amor de sus padres.
Hablando con ellos tenemos que hacerles entender que lo que no nos gusta es su conducta en un determinado momento, nunca ellos. Esto es muy importante porque la conducta se puede modificar o cambiar, pero la persona no.
También tenemos que desterrar el típico “eres tonto”, por ejemplo por “has hecho una tontería”.
Tenemos que demostrarles que tienen nuestro amor y comprensión de forma incondicional, hagan lo que hagan y es tarea nuestra hacerles ver que tienen que cambiar su comportamiento, explicándole que esta bien y que esa mal.

Pequeñas acciones para mejorar la autoestima de un niño con tdah

Los sentimientos se demuestran con acciones

No porque estemos continuamente diciéndoles todo lo que los queremos ellos se van a sentir más queridos. Tenemos que ser coherente con nuestras palabras y demostrarles que son queridos por la familia. Esta es la mejor manera en que su autoestima puede aumentar y compensar los déficits que puedan tener en la escuela con las burlas de otros compañeros o ciertas conductas negativas hacia el por parte de otros niños.

Fortalecer las conductas positivas aumenta la autoestima de un niño con tdah

Esta es una estrategia ganadora para mejorar la autoestima de un niño con tdah. Se debe intentar fortalecer y elogiar con recompensas (verbales, conductuales o incluso materiales). Todos y cada uno de los pequeños progresos que van efectuando tenemos que celebrarlos, todos son importantes. No tenemos que olvidar que nuestros hijos tienen que realizar verdaderos esfuerzos, mayores que el resto pequeños para lograr los mismos resultados o incluso peores. Además de esto tenemos de ser conscientes de que muchos de los fallos que cometen son ocasionados por su trastorno.

Mantenga contacto visual cuando quiera llamar su atención

La atención de una persona con tdah esta siempre muy dispersa, puede estar pensando en dos o tres cosas a la vez. Por eso cuando quiera hablar con el, hacerle entender alguna cosa es muy importante que lo haga manteniendo contacto visual, esto favorece la concentración.
Si durante la conversación su hijo se despista, es necesario que de forma suave y cariñosa le llame la atención y vuelva al contacto visual, repito, siempre con formas suaves y a poder ser con una sonrisa en los labios. Firmes pero cariñosos y comprensivos.

Los trapos sucios se lavan en casa

Esta es una frase típica en España y lo que quiero decir es que si tenemos que ponernos serios debido a su comportamiento, lo hagamos en casa y no en publico a fin de evitar posibles mofas por parte de sus amigos, afectando de forma negativa a su autoestima. Si hablamos con el en privado y manteniendo la calma y con cariño, los estamos animando a que modifiquen su conducta, a que se esfuercen por hacer las cosas bien, no olvidemos que les cuesta mas que a los demás chicos.

Respeta su privacidad

Si queremos ayudar a nuestro hijo, tenemos que ser consciente de lo que le pasa y formarnos al respecto. Se puede dar el caso de que por desconocimiento y por supuesto sin querer hacer daño a nuestro pequeño hablamos con otras personas de sus torpezas, sus fallos, lo que le cuesta aprender y seguir el ritmo en clase o compararlo con sus amigos o hermanos. Incluso aveces podemos lanzar pequeños insultos (“eres tonto”, etc…) que desde luego no ayudan a mejorar la autoestima de un niño con Tdah.

Amoldarnos a sus necesidades

Y enseñarles a amoldarse a las necesidades del resto. Es importante saber que estos pequeños tienen unas restricciones debido a su trastorno con lo que debemos adaptarnos a sus capacidades y necesidades. No obstante, no debemos olvidar que vivimos en una sociedad y asimismo deben aprender a vivir en el medio social que les rodea.

Evitar las comparaciones

Reconozco que en ocasiones es muy difícil no hacerlo, pero en la medida de lo posible tenemos que evitar compararlos con sus amigos, hermanos, etc….
La comparación con otros niños para hacerle ver que se ha equivocado (¿Ves como tal o cual lo hace?), le puede producir el sentimiento de hacerlo todo mal, de que es peor que los demás y en consecuencia estaremos influyendo muy negativamente en la autoestima de un niño con tdah. En esto tenemos que tener especial atención porque en la mayoría de las ocasiones hacemos comparaciones casi sin darnos cuenta.

No asociar la conducta con la persona

No tenemos que relacionar las conductas negativas de nuestro hijo con el. Es decir si hace algo mal no deberíamos decirle “eres tonto o estúpido y si por ejemplo “acabas de hacer una tontería”. Recuerda que nuestro objetivo es aumentar la autoestima de un niño con tdah, no lo contrario.

Su opinión es importante para nosotros

Para mejorar la autoestima de un niño con tdah nada mejor que hacerle sentir que lo escuchamos, que valoramos su opinión. Es importante prestarle atención cuando nos cuenten algo, ya que muchas veces su comportamiento negativo es una forma de llamar nuestra atención, una atención que ellos creen no tener.
Si les prestamos atención, hablamos con ellos de tu a tu y les hacemos sentir que lo que opinan es importante evitaremos muchas conductas negativas.

Ser consciente de sus posibilidades

No exigirles más allá de sus posibilidades. Hay que ser consciente de que padecer tdah produce limitaciones o restricciones que no debemos obviar, y en consecuencia no exigir más de lo que ellos mismos son capaces de dar. Desde luego esas limitaciones hay que ir trabajándolas a fin de ir superándolas.

Premia sus buenas acciones

En este caso, tenemos que mostrarnos muy contentos cuando nuestro chico o chica realice bien las tareas, atienda en clase, etc… hay que emocionarse y trasmitirle nuestra positividad. Esto es un refuerzo muy importante para aumentar la autoestima de un niño con tdah.

Evitar frases acusatorias

Es importante evitar frases como “me matas a disgustos”, “por tu culpa discuto con mama”, etc.. y por supuesto las típicas etiquetas como “Malos”,”Tontos”.

Pasa tiempo de “calidad” con tu hijo

Un niño o niña con tdah demanda continuamente nuestro tiempo, busca atención constante. Por eso es bueno buscar momentos de calidad con nuestro pequeño. Cuando hablo de “tiempo de calidad” me estoy refiriendo a hacer cosas que le gusten y sea feliz haciéndolas con nosotros, sus padres. Si solo pasamos con el o ella el tiempo en el que tiene que hacer deberes, recoger la casa, poner la mesa, etc… terminara asociando a sus padres con obligaciones y actividades que seguramente no le gusten.
Lo ideal es compartir alguna actividad que le guste, por ejemplo dar paseos, montar en bicicleta, pintar, etc… y vuelvo a comentar que no asocie a sus padres con obligaciones, ya que en este caso seguirá demandando atención cuando estas acaben.

Descubre en que es bueno tu pequeño

En ocasiones caemos en el error de resaltar solamente los aspecto negativos de nuestro hijo o de fomentar que tiene que hacerlo todo bien, ganar cuando juega con los amigos a las carreras o al futbol, ser el más listo de la clase, etc… con lo que lo único que conseguiremos es crearle un sentimiento de frustración cuando no lo consiga. Ademas como todos los niños, ellos siempre querrán ser los mejores para sus padres y no dudaran en usar pequeñas mentiras si con eso nos ven contentos. Es básico enseñarles que no siempre se puede ganar y que no pasa nada por perder, no vamos a quererlos menos, más bien todo lo contratrio. Como tutores de niños con tdah tenemos que resaltar sus virtudes e incluso fomentarlas. Solo así conseguiremos aumentar la autoestima de un niño con tdah.

Conclusiones

Para una correcta progresión de nuestro hijo con tdah tenemos que aceptarlo tal y como es, al igual que reconocer y comprender sus limitaciones. Esto mismo también tenemos que hacer lo posible para que el lo comprenda y no se frustre por no seguir el mismo ritmo que los demás. Un niño con tdah tiene otras habilidades y de echo existen muchas personas con esta enfermedad que tras aceptarse a si mismo han conseguido llegar lejos y ser personas destacadas en nuestra sociedad.
La autoestima es un factor muy importante para salir adelante, y nosotros, sus padres o tutores tenemos que hacer lo posible por que dicho sentimiento no sea negativo, todo lo contrario.

¿Que acciones tomaís para fomentar las autoestima de vuestro hijo?, si trabajáis alguna actividad que no he comentado en el presente articulo, me gustaría mucho que la dejaseis en los comentarios de forma que pueda ampliar la información para beneficio de todos.