Todos podemos encontrar muchas maneras de enseñar autocontrol, concentración y responsabilidad, pero los juegos de atención han sido la mejor manera que he encontrado, ¿qué mejor forma de enseñar a nuestro hijo que jugando?.
Un niño con déficit de atención con hiperactividad (TDAH) necesita estar continuamente haciendo algo, son puro movimiento, energía y muchas veces son un caos. Por eso mismo en ocasiones nos pueden sacar de nuestras casillas y nunca es bueno mostrarnos nerviosos ni desesperados delante de ellos.

Podemos probar haciendo que hagan tareas, como en la escuela, pero para ellos prestar atención durante un largo periodo de tiempo es casi imposible, por lo que tampoco es una buena opción. Tras muchísimos intentos probe por un poco de diversión, mi intención siempre ha sido mejorar la capacidad de atención, y según los estudios existentes sobre este tema sugieren que jugar a diario estimula el cerebro de forma positiva, y la atención del niño.

Juegos de atención para niños con TDAH

Los siguientes son los que más practico, si tienes alguno que no leas en este articulo me gustaría mucho que me lo dejases en los comentarios, así iremos ampliando esta información.

1. Tiempo de congelación

Este juego me gusta mucho, es simple y le aseguro que para un pequeño con TDAH no es nada fácil, almenos al principio.
Su hijo puede estar haciendo cualquier cosa, jugar, saltar, lo que sea y tiene que quedarse completamente inmóvil cuando digamos la palabra clave (“quieto”, “stop”, “alto”). Hay que poner un tiempo de duración, generalmente pongo 10 segundos y luego puede ir ampliando el tiempo. Si quiere quemar más energía también lo puede hacer en la calle.

2. Actividades de mesa

Seguro que ya has probado muchos, se trata de hacer rompecabezas, colorear un personaje de disney que le guste, puede hacerlo con lápices o incluso con los dedos (te aconsejo poner antes un mantel). ¿Se le da bien hacer barcos de papel?, pues enseñe a su hijo a hacerlo, también puede rellenar una botella de agua o hacerla pasar por un embudo. Si, es cierto que son cosas muy básicas y no estamos descubriendo la rueda, pero se trata de involucrar al niño y enseñarle a concentrarse mediante estos juegos de atención. Si vas notando que cada vez hace mejor estas actividades, las puedes convertir en un concurso para motivarlos. Ponga un tiempo para terminar el puzzle y si lo consigue prémielo.

Descarga esta lamina para dibujar con tu hijo

Cuando estéis haciendo algún rompecabezas, si a tu hijo o hija no le sale porque no le encajan o no encuentra las piezas, no lo obliges a terminarlo, es mas, no le des ninguna importancia y pasa a otra cosa, colorear, hacer manualidades o cualquier otra actividad.

Juegos de siempre para niños y niñas con tdah

juegos de atención para niños y niñas con tdah

[alert-note]¿Estas interesado en recibir material para trabajar la atención de tu hijo?, si es así solo tienes que inscribirte en nuestra lista de correos.
 
Quiero recibir material para trabajar la atención y concentración

[/alert-note]

3. Letras de canciones

Las investigaciones han demostrado que la música ayuda al cerebro a organizar el tiempo y el espacio, ayudando en el aprendizaje y la memoria. Por eso este juego de atención es muy util ya que cualquier actividad ordinaria se puede convertir en algo divertido para el, si la hace cantando. Para motivarlo tendrás que elegir una canción que le guste e inventar la letra en función de la actividad que hagáis. No importa si la letra rima o no, lo importante es forzar la mente de nuestro hijo a centrarse en una actividad.

4. Hágalo parte de una historia

Esta actividad me la comentaron en el colegio, estos juegos de atención nos ayudan a fomentar la atención y sobre todo la comprensión.
Aprovecha ese momento en el que le vas a leer un cuento y durante la lectura ve haciendo pausas para preguntarle sobre la misma, ¿qué le ha pasado a elsa?, ¿por qué se ha enfadado con su hermana?, ¿qué le ha pasado al cerdito que construyo su casa de madera?, ¿qué harías tú en si fueras el cerdito?. Con esto conseguimos que permanezcan atentos a la lectura.

Si su hijo esta muy inquieto o tiene esa energía que solo tienen los niños con TDAH, convierta la lectura en una pequeña obra de teatro, actue para el y que el o ella haga lo mismo. Con esto lograremos que vaya desfogando un poco y sobre todo vas a reírte un montón, ademas fomentas el amor por la lectura ya que lo vera como algo divertido.

5. Dilo en voz alta

Esto es un juego de atención y a la vez una técnica de auto-coaching y consiste en hablar consigo mismo, como si estuviese actuando en una obra. Dígale que describa lo que está haciendo y que hará a continuación. “Estoy construyendo una torre de madera. Uno, dos, tres bloques, etc.

Este mismo ejercicio sirve también para “adultos”. “Estoy haciendo espaguetis”. Voy a necesitar una gran olla a hervir los fideos. Vamos a buscar la olla, Llenarla con agua, ¿Que viene después? La salsa!. Estas tareas de auto-coaching nos permiten tanto a nosotros como a nuestros hijos permanecer en la tarea y seguir los pasos en orden.

6. Invéntese un juego

Podemos inventarnos un juego y hacer participe a nuestro hijo o hija. Por ejemplo a la hora de poner los platos y vasos en la mesa los reto para ver cuanto tiempo tardan. Cuento en voz alta los segundos que tarda en traer la vajilla a la mesa y colocarla en su sitio.

Conclusión

Como ves, los juegos de atención son la mejor opción para que su hijo o hija vaya adquiriendo esos hábitos que tanto le cuesta. Por supuesto no todo es juego y cuando llega la hora de hacer deberes hay que ponerse a ello.

¿Como motivas a tu hijo o hija para hacer las tareas del colegió?, a mí una técnica que me funciona muy bien hacerles en bloques de tiempo. Comenzamos con 10 minutos, durante este periodo no se puede levantar y tiene que prestar atención y hacer los deberes. Pasado el tiempo se puede levantar durante cinco minutos, beber agua, ir al baño y luego volvemos por otros diez minutos. Con el tiempo espero poder ir ampliando el tiempo que permanece sentando, por el momento va bien así.