TDAH: Ansiedad en niños y adolescentes

El TDAH o Trastorno por déficit de Atención e Hiperactividad presenta síntomas de inatención y ansiedad, la poca atención en el TDAH es debida a la distracción por estímulos externos, pensar en actividades distintas o situaciones más agradables, la ansiedad sin embargo se debe a la preocupación
y distintas obsesiones.
 

Si te gusta esta publicación nos ayudarías muchísimo a seguir aportando artículos si pulsas en la publicidad

 
¿Son incompatibles ambos cuadros?, No. La mayoría de los niños con TDAH (déficit de Atención e Hiperactividad) presentan rasgos de síntomas de ansiedad como por ejemplo el miedo a dormir solos o a separarse de los padres (simplemente dejarlos en el colegio para ellos es una dura separación), también sufren preocupación por la salud y el equilibrio emocional de su familia (son muy sensibles ante las discusiones entre sus padres), incluso les puede obsesionar las molestias físicas cuando tienen que ir al colegio, etc., la mayoría de las veces suelen estar condicionadas con el fracaso escolar y las opiniones que reciben sobre el de sus padres, amigos y profesores o compañeros (rechazo, acoso, peleas).

La Ansiedad influye bastante en el rendimiento escolar y en las relaciones sociales y familiar del pequeño. Las manifestaciones de Ansiedad en niños con TDAH implica un mayor riesgo de padecer un trastorno ansioso/depresivo en la etapa adulta.
 

Si te gusta esta publicación nos ayudarías muchísimo a seguir aportando artículos si pulsas en la publicidad

 
Se estima que entre del 20-45% de los niños con TDAH (déficit de Atención e Hiperactividad) cumple criterios diagnósticos de al menos un trastorno de ansiedad.

Los trastornos de ansiedad más comunes en el TDAH (déficit de Atención e Hiperactividad) son el trastorno de ansiedad generalizada y el trastorno de ansiedad por separación.

TDAH: Ansiedad en niños y adolescentes

¿Cómo se manifiesta la ansiedad en niños y adolescentes?

  • Síntomas Motores: Temblores, contracciones o sensación de inquietud, tensión, cansancio excesivo o muestras de fatiga, evidencia de tics en su comportamiento
  • Síntomas de hiperactividad vegetativa: Esto es un exceso de actividad del sistema nervioso (mareos, sudoración, taquicardia, molestias epigástricas, vértigo, sensación de ahogo,sequedad de boca, temblores en las piernas,insomnio,sensación de pérdida de control etc.)
  • Hipervigilancia: Intranquilidad por la sensación de que va a suceder algo malo, dificultad para concentrarse en algo, problemas para dormir, etc…
  • Sensación de Miedo: Buscar el aislamiento social para no estar con gente, tristeza, perdida de vitalidad diaria, evitar lugares con mucha gente, etc…

Tratamiento para el TDAH con Ansiedad

El tratamiento del TDAH (déficit de Atención e Hiperactividad) y sus comorbilidades debe llevarse a cabo desde una perspectiva multimodal y multidisciplinar teniendo muy en cuenta siempre estos cuatro pilares:

  • Intervención familiar
  • Intervención desde el colegio
  • Tratamiento psicoterapéutico: debe trabajar aspecto ejecutivos del individuo (toma de decesiones,
    autocontrol, autonomía, etc…), cognitivos (atención, concentración, etc…) y por último los aspecto emocionales y sociales (autoestima, comunicación con sus iguales, etc…)
  • Tratamiento farmacológico (en caso necesario)

Cuando se dan a la vez dos trastornos el planteamiento de la intervención debe ser de forma global.

¿Qué significa planteamiento global?, que primero que tratará será el trastorno más importante.

Con frecuencia la sintomatología ansiosa disminuye con el tratamiento del TDAH, probablemente porque el paciente percibe una mejoría en su rendimiento personal y en su capacidad para relacionarse.

En ocasiones, aunque los síntomas del TDAH mejoren la ansiedad puede empeorar. En estos casos es recomendable psicoterapia, terapia familiar y farmacológico.

Cuando se dan casos de TDAH con ansiedad, se tendría que abordar la sintomatología del TDAH, y por otro lado, la ansiedad, además de la terapia familiar, siempre tratando en primer lugar el problema más importante.