La importancia de reforzar el comportamiento positivo

Fortalecer las conductas positivas siempre es bueno es cualquier persona, pero en especial en niños con TDAH (trastorno por déficit de atención e hiperactividad) o Asperger, puede ser muy eficaz para la mejora de la conducta y de esta forma poder motivarlos adecuadamente. De esta manera le hacemos saber con precisión qué es positivo y por qué lo es justo después de que haya realizado bien una tarea o se haya comportado bien durante determinado tiempo.

El aprendizaje de nuevas conductas no es inmediato, aprenderlas puede exigir paciencia y requerir alabanzas durante determinado tiempo hasta el momento en que el pequeño adopte el comportamiento de manera regular. Esta característica es inherente al trastorno por déficit de atención, y es importante ser consciente del vínculo que existe entre el déficit de atención y la dificultad para aprender las normas.
 

¿Porqué son importantes los comentarios positivos para reforzar el comportamiento?

Por muchos y buenos motivos, entre los cuales podríamos destacar:

  • Mejora de confianza del pequeño y de su capacidad para supervisar la conducta.
  • Mejora de su autoestima.
  • Ayuda al pequeño a relacionar la acción o bien la conducta correcta
  • Incremento de las probabilidades de que el pequeño repita la acción o bien conducta positiva.
  • Puede ser que se tengan dudas sobre el género de conductas que se pueden reforzar. Y es que a veces se olvida que los pequeños con TDAH tienen dificultades en elementos básicos de organización y comportamiento, y que cuando lo hacen bien es esencial señalárselo para que lo repita.

 
Por poner un ejemplo, refuerce positivamente cuando:

  • Continúe sentado cuando proceda estarlo.
  • Espere su turno en la cola.
  • Aguante tranquilamente mientras alguien le está provocando o bien molestando.
  • Obedezca una orden de inmediato.
  • Trabaje cuidadosamente y de forma aplicada.
  • Mantenga su mesa bien ordenada y organizada.
  • Juegue en silencio sin trastocar a todo el mundo a su alrededor.
  • Crear un entorno positivo
  • Ser positivo

 

La publicidad paga nuestros gastos de alojamiento web, actualización y redacción,
¿Nos ayudas con un clic?

 

Qué tenemos que tener en cuenta para reforzar o elogiar correctamente una conducta

Si bien es importante expresar comentarios positivos justo después de una actuación o un buen comportamiento, es muy aconsejable adoptar una actitud más positiva en general. Los niños con TDAH están acostumbrados a recibir respuestas negativas, quejas y reproches, por lo que necesitan más comentarios positivos que los otros niños. Procurar ver las cosas buenas y hacérselas ver a él va a mejorar su autoestima y su actitud hacia las cosas. Va a tener más ganas de procurar hacer las cosas bien.

Concentrarse en lo positivo
Esto implica tomar cierta distancia con respecto a lo que sucede en cada instante y centrarse en los avances generales que haga el niño. Darle más valor a las cosas positivas que a las negativas y compartirlas con la familia le hará sentirse valorado y apoyado por su entorno.

Prestar ayuda
Ante las dificultades que pueda tener el pequeño es importante estar a su lado para echarle una mano y enseñarle a encarar esas barreras que pueda tener. Poco a poco él irá cogiendo confianza y conocimientos para hacerlo de forma autónoma. Además de esto, aprender a pedir ayuda es una capacidad esencial en la vida.

Dejar que asuma responsabilidades
No perder la oportunidad de darle responsabilidades al pequeño en labores sencillas que después puedan además de esto alabarse cuando las concluya satisfactoriamente. A medida que aumente la confianza del pequeño y se muestre satisfecho por el éxito se puede ir incrementando el grado de responsabilidad.

Recompensar
Estimar ofrecerle recompensas sencillas que estén relacionadas con un buen comportamiento o bien una actividad que haya efectuado exitosamente, es una forma de reconocer y recompensar el esfuerzo que haya hecho.
Recuerda que…
Es importante mantener el ritmo de las alabanzas. Se debe procurar que sean sencillas y estén centradas en un aspecto concreto.

Refuerce con criterio
Las alabanzas o el refuerzo positivo debe estar relacionado con acciones o comportamientos concretos. Si por cada cosa que haga lo felicitamos o alagamos, el pequeño no sabrá distinguir entre el comportamiento conveniente y el inadecuado. Hay que procurar ser concreto sobre aquello que se elogie.

Tener en cuenta el carácter del pequeño
A algunos niños les resulta difícil admitir elogios en público y quizás sea preciso hacerlo en un campo más privado.

Tenga en cuenta que el refuerzo positivo es un arma muy potente para …
Mejorar la autoestima y diversas peculiaridades positivas, como la autosuficiencia, la autonomía, la realización y la motivación.

Cada elogio en su momento
Los elogios deben considerarse un estímulo y parte de un proceso continuo. Usar el elogio solo cuando es justo, de lo contrario, puede fortalecer las conductas negativas.

Utilizar un calendario de recompensas.
Será muy útil para representar gráficamente los avances del niño con TDAH. Le facilitará el seguimiento de los progresos de su comportamiento por su carácter gráfico (con pegatinas y dibujos), y pueden analizarse periódicamente. El empleo de este género de calendarios como herramienta da una buena base para una estrategia de recompensas. Es una forma de anotar todo lo que pasa de modo que puedan solventarse posibles discrepancias.